16 de mayo de 2006

Javier Krahe en Valladolid

Yo no esperaba dedicar tantos posts a la temática musical, pero esta misma tarde me han llamado avisándome de que Javier Krahe tocaba en Valladolid, en el Café España (Update: que Google Maps ya está en español: Plaza de la Fuente Dorada). Miércoles 17, jueves 18 y viernes 19, a las 10 y media. En seguida he ido hasta allí y me he agenciado entradas para el miércoles y el jueves (el viernes es mi cumpleaños y se estrena Código da Vinci y nadie me va a quitar el placer de autoregalarme a Audrey Tatou y ya de paso joder lo más que pueda al Vaticano como buen cristiano, a ver si despiertan y dejan de hacer el imbécil recomendando y dejando de recomendar gilipolleces)

Javier Krahe no es demasiado conocido, lo cual no quita que sea uno de los cantautores más respetados de por aquí, especialmente por su faceta como letrista (musicalmente no es ni tiene capacidad para ser excepcional ni parece importarle mucho). Su fuente principal es George Brassens, un cantautor francés que empezó a cantar en los años 50 y que murió en el ochenta y pico. Brassens huyó de las tonterías que tanto daño han hecho a otros estilos (la "profundidad" absurda y artificial que abunda tanto en la mayoría del pop como en los sectores del "happy metal"). Brassens se dedicó a cantar sobre cosas simples: mujeres, amigos e historias semisurrealistas, todas plagadas de humor y agudísima ironía. Pero eso si: letras cuidadas y pulidas hasta extremos alucinantes: no en vano Brassens acabó recibiendo el premio nacional de Poesía allá en Francia. Adornado con musiquilla de guitarra extremadamente sencilla (y extremadamente buena, si se permite mi opinión como guitarrista :P)

Javier Krahe se dedicó a traer las "enseñanzas" de Brassens al español: Huyó de la (por otra parte, comprensible) cancion-protesta de la época franquista para hacer canciones irónicas, graciosas, sobre temas cotidianos. Así uno tiene canciones graciosas del tipo La Yeti, anti-clericales (sin dejar la ironía ni el humor ni la inteligencia, no como los típicos grupos rock reivindicativos) como Los caminos del Señor, o directamente libertinas como No todo va a ser follar o Mi mano en pena.

A primera vista parecen canciones sencillas, tontas, al estilo de el Koala. A primera vista. A segunda vista te empiezas a dar cuenta de que aquello está bastante más retorcido de la cuenta y luego te das cuenta que tú en tu puta vida serás capaz de juntar palabras de esa manera. Un músico excepcional quizás si, pero no cualquier pringado. Muchas de sus canciones son pura poesía. Ejemplo:

A veces pienso en ti incluso vestida,
vestida de mujer para la noche,
la noche que cambió tanto en mi vida,
mi vida, deja que te desabroche
el broche con el cual cierras tu blusa,
tu blusa que paseo con mi mano,
mi mano, sin tener mejor excusa
que, excusa, es que es de un ser humano.

O el comienzo de "La Yeti".

Huyendo de Mary Pepa un buen día me enrolé
por poner tierra por media y ya puestos a poner,
en un grupo de alpinistas que iban para el Everest.
"Paso la vida trepando, escalo la mar de bien",
le dije al jefe del grupo. "Y tu novia te es infiel",
respondió con cierta sorna. Pero me aceptó: "Anda, ven"
"Gracias, le dije, buen hombre, buen psicólogo es usted".

Cuando todo da lo mismo,
¿por qué no hacer alpinismo?

Y allá nos fuimos volando aunque yo prefiero el tren,
pero ellos no, y de eso no los pude convencer.
El Himalaya es enorme, ¡qué gran cordillera es!
y ésta su más alta cumbre -lo digo por si queréis
presumir de geografía- el Chomolugma o Everest,
donde el Nepal se acentúa y donde el Tibet también,
o sea, que está a caballo entre el Népal y el Tibét.


O los vulgares celos:

Anoche te vi por la calle,
entrabas sonriente a un portal.
La mano de un novio en tu talle
- morboso detalle -
me sentó fatal.

Seguro que estás todo el día
metida en la cama con él,
le obsequias tu ninfomanía,
y aromas la orgía
con rico Channel.

Si lo llego a saber,
desde luego el perfume te lo compra Rita,
si lo llego a saber,
me enamoro de otra. De ti ... ¡quita , quita!
¡Quita, quita, si lo llego a saber ...!

O la vida de un topo:

El topo dijo: ¡qué caray
siempre viviendo bajo tierra
sin darme una vuelta por ahí,
ni que estuvieramos en guerra!
La vida pasa sin color
por este oscuro laberinto,
voy a salir al exterior
a ver si veo algo distinto.

Bueno, pues eso. Javier Krahe. Hay gente que no le gustan letras como la de arriba porque hablan de temas ridículos y no son profundas ni hablan de la eterna lucha mística entre la luz y la oscuridad en el fondo del alma del ser humano expresada en forma de amor entre el ente masculino y el femenino. Otros de profundidad preferimos, como decía Sabina, como mucho la de un charco. Simplicidad como virtud, no como carencia o incapacidad. Pues eso, en la página web www.proyectokrahe.org tienen una recopilación de todas sus letras y textos sobre el y su obra. Para quien le apetezca

2 comentarios:

  1. ¡Que bueno!

    ¿por dónde cae el café españa? algo me dice que me acercaré por allí alguno de estos días.

    ResponderEliminar
  2. He puesto el enlace de google maps, mira que soy despistao....

    ResponderEliminar