30 de julio de 2006

Historia de un atraco a mano armada

Hoy voy a contar una pequeña historia.

La acción transcurre en un banco. Un ladrón, de los que llevan traje a rayas y un saco con el símbolo del dolar en una mano, entra en el banco con una pistola en la otra mano. El ladrón se llama Hezbolá, y es un hijo de puta de mucho cuidado

Hezbolá odia a todo el mundo, y para llamar la atención dispara a una señora mayor que iba a cobrar su pensión y que aun no se había enterado de nada. En ese momento, un guardia de seguridad que acaba de ir al baño, se da cuenta de lo que está pasando. El guardian se llama Israel, y es un guardia competente y valiente, y se prepara para resolver la situación y acabar con Hezbolá, como todo héroe de película.

Israel se agacha detrás de un mostrador. A estas alturas, todo el mundo está por los suelos y Hezbolá anda mirando a todos los lados, nervioso, mientras una rubia que trabaja para el banco llena el saco del dolar. Israel espera a que Hezbolá mire para otro lado, sale de detrás del mostrador, se pone de pie, y dispara a Hezbolá. Falla, se estaba moviendo y no era fácil apuntar.

Hezbolá se encoje por instinto al oir el disparo, y se tira detrás del mostrador, encima de la rubia. Israel sigue apuntando al mostrador, donde sabe que se ha escondido Hezbolá

"Sal de ahí ahora mismo o te vuelo la tapa de los sesos", le grita al ladrón.

Hezbolá, que es un hijo de puta pero no es gilipollas, coge a la rubia, que se llama "Población civil de El Líbano", nombre raro donde los haya, y a punta de pistola la obliga a ponerse de pie lentamente. Le grita a Israel que no dispare, que tiene un rehen. La rubia platino se pone de pie, nerviosa y acojonada, y detrás de él, Hezbolá, y salen despacito de detrás del mostrador. Está relativamente cerca de Israel, que sigue apuntando a la cabeza de Hezbolá. El ladrón, por su parte, está detrás de la rubia, solo se le ve el rostro.

"Si te mueves un solo milímetro, me cargo a la rubia"


Llegados a este punto, todo el mundo sabe que va a pasar. Al menos que la rubia sepa kung-fu y que de una patada voladora se cargue al malo, que es una posibilidad que no entra en esta historia, el ladrón tiene la situación controlada, tal como pasa aquí. El policía indudablemente es consciente de la situación, y no dispará. Podría matar a la rubia, y está muy buena y no quiere que pase eso, sino que quiere tirarsela al final de la película. Asi que se queda con la pistola apuntando al ladrón, pero sin disparar, esperando poder liberar a la rubia y cazar al ladrón de otra manera.

Eso pasaría en una película normal y corriente, y tambien pasa en la realidad. En el mundo civilizado, la gente no arriesgaría la vida de inocentes de una manera tan absurda. Es mejor gastar todas las posibilidades que intentar disparar al malo y correr con la posibilidad de cargarse al inocente. En esta historia sin embargo, la acción es diferente:

"Rubia, apartate de él", grita Israel. "¿Pero como quieres que me aparte, si me está apuntando con una pistola en la cabeza?", responde la rubia. "¡Apartate! ¡Apartate! Si quieres que le mate, no puedes estar en medio" "¡Pero es imposible, me tiene controlada!" "Voy a dispararle, si no te quitas del medio y me impides matarle, allá tú", grita Israel como últimatum. La rubia está desesperada. Hezbolá cree que Israel no va a tener huevos para dispararle teniendo a la rubia en medio, y mira alrededor, pensando como escapar, ajeno a la conversación entre la rubia y el poli

En ese momento, Israel aprieta su pistola, apunta a la cabeza de Hezbolá, que está detrás de la rubia y pegando a la de ella, cierra los ojos, y aprieta el gatillo. Varias veces. Cuando deja de disparar abre los ojos y ve a la rubia con dos tiros en la frente, otro en el pecho, a tres personas de las que estaban tumbadas en el suelo y que andaban cerca tambien las ha matado, tambien ha matado a un policía que estaba acercándose por detrás de Hezbolá con la intención de controlarte, al que no había visto y que se llamaba ONU. Hezbolá sin embargo solo ha recibido un impacto en el hombro, y se está escapando con la bolsa del dinero, mal herido pero de momento vivo.

El atraco ha terminado. A los muertos se les entierra, Hezbolá sigue herido pero vivo y libre. Y a Israel le juzgan, le quitan la placa, y le condenan a muerte. Por imbécil y gilipollas.

Reunión de urgencia en el Consejo de Seguridad tras la masacre de 30 niños en el Líbano

"La secretaria de Estado de EEUU, Condoleezza Rice, afirmó sentir un "profundo pesar". "Queremos un alto el fuego lo antes posible, estamos esforzándonos con urgencia para hacer cesar las hostilidades"", dice el hipócrita gobierno americano despues de haber alentado la excesiva e incontrolada ofensiva que se sabía que conduciría a esto y a lo de la muerte de agentes de la ONU



(No están heridas, están muertas)

2 comentarios:

  1. Parece que finalmente has tenido que justificarte para que no te consideren miembro de Hezbolá...

    Si detrás de Israel no estuviese EEUU invadiendo Irak con vistas a invadir Irán, o no estuviese el muro de la vergüenza o la "guerra limpia" (porque lo suyo es "guerra" y lo de los demás es "terrorismo"), si detrás de Israel no hubiese todo aquello que sabemos que hay, no lo criticaríamos tanto.

    Aunque parece claro que Hezbolá es un terrorista y que Israel es un país al que le han caído misiles... a veces hay que poner en duda que realmente las noticias que recibimos son ciertas y no manipuladas. ¿Cómo serán las noticias en los medios árabes?... Supongo que: "Los terroristas de Israel invaden al democrático Líbano y el ejército de Hezbolá intenta liberar a sus ciudadanos".

    Algo falla. Sobre todo cuando los fabricantes de armas son de EEUU.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:45 a. m.

    y españa les vende municiones...
    qué raro, no?

    ResponderEliminar