31 de marzo de 2008

Creative y sus drivers propietarios

Es curioso como los controladores de hardware han acabado siendo uno de los mejores ejemplos de por qué el software libre es bueno. Hoy me entero, por medio de LWN, de que Creative ha colgado en sus foros una amenaza legal a una persona que proporciona, por cuenta propia, drivers para productos Creative que no están bien soportados en Vista. Esa persona, que como bien dicen otros si Creative tuviera dos dedos de frente lo contrataría o como mínimo le ayudaría, les responde con las siguientes palabras: The funny thing is that you are faster "protecting" your technologies and intelectual properties than providing improved drivers and softwares for your customers. You purposedly crippled and ruined the Audigy/Live! (Emu10kx) and the Audigy LS/SE/Value/Live!24-bit (P17) drivers for Windows Vista.

No sé si tienen ustedes experiencias de mantenimiento de equipos cutres de escritorio. Yo un poco, y los drivers de Creative son de lo peor que hay entre las multinacionales de nombre conocido, no digo ya para un Linuxero, sino para microsoifties de pro. Creative fue la empresa que en los 90 lideró el movimiento multimedia -cuando el que un ordenador fuera "multimedia" era algo novedoso-, pero la integración de chips de sonido en la placa madre, sumada a que al 99% de las personas -y aquí casi me incluyó hasta yo, que toco en un grupo y me paso el día con el amarok escuchando a Joaquín Sabina, Mike Oldfield, la Polla Records, José Alfredo Jiménez o Blind Guardian- no le causaría un trauma tener una tarjeta de sonido Sound Blaster de hace 10 años en vez de una moderna, ha acabado derrumbando a Creative. En el mercado de reproductores mp3 ha tenido cierto éxito, pero el iPod y su brutal demanda les han marginado, tanto en ventas como en las capacidades tecnológicas de sus aparatos.

Todo ello le ha dejado a Creative una situación económica cada vez más frágil. De hecho, las ventas del pasado trimestre van a ser cerca de la mitad -53% menos- de las del año pasado, y no habrá beneficios: tendrá pérdidas, que intentará paliar vendiendo el edificio de su cuartel general en Singapur. Y alquilándosele al comprador por cinco años, por aquello de no poner la oficina debajo de un puente. La culpa en el artículo se la echan al dólar. La prensa como siempre utilizando los panoramas económicos para excusar a las malas empresas. Tarde o temprano Creative será absorbida por alguien que quiera sus patentes.

1 comentario:

  1. Pensar que con cada sistema operativo hay que volver a hacer drivers para todas las piezas de hardware del mercado es un dolor de cabeza para cualquier empresa :D

    ResponderEliminar