31 de enero de 2009

El recurso anti-recesión de Microsoft: Windows 7

La crisis económica que está sufriendo el mundo está teniendo tambien su efecto en el mundo tecnológico. Microsoft no está siendo una excepción: Las ventas de su división de Clientes, en la que se incluyen los Windows de Escritorio, ha descendido un 8% en el trimestre anterior. Y estamos hablando del trimestre correspondiente a las fiestas navideñas, siempre generosas con el mundillo informático y gadgetiano.

Es obvio que se acercan tiempos duros para Microsoft, algo por otra parte normal teniendo en cuenta la economía actual. Además, está su modelo de negocio basado en licencias: En época de crisis la renovación de equipos y de licencias de software se pospone, a la espera de tiempos más propicios. No es casualidad que, casi simultaneamente con el anuncio de los datos mencionados, hayan anunciado nada menos que 5.000 despidos para reducir costes...

Sin embargo, no de todo se puede culpar a la crisis. Todo el mundo, incluso la propia Microsoft, reconoce que Vista no ha sido precisamente un éxito atronador. Hay muchas empresas que han declarado que van a saltar de XP a Windows 7. Quizás sea por ello que la división de Office, a diferencia de la de Windows, ha mantenido sus resultados: La gente actualiza Office, pero no quiere usar un Windows Vista que ha pasado a la historia como "Windows ME 2". Es bien sabido que debido a ello Microsoft está desarrollado Windows 7 lo más deprisa posible y con la vista en ser, a diferencia de Vista, lo menos disruptivo posible en cuestión de compatibilidad de software y de hardware.

Por ello, no resulta sorprendente enterarse de que van a saltarse la segunda Beta de Windows 7 y pasar directamente a la Release Candidate. Si ya de por si Microsoft tenía prisa por terminar Windows 7 para olvidarse del quebradero de cabeza que ha sido Vista, ahora tienen además la crisis y la disminución de ventas. Asi que, ante las buenas reacciones de todo el mundo respecto a la Beta 1 de Windows 7, se ve que su prioridad es dejarse de mejoras y directamente sacar Windows 7 lo antes posible. Si eso implica saltarse una Beta, se la saltan. La calidad de Windows 7 se resentirá por ello, y más que una nueva versión se trata de un Service Pack para Vista pero, ¿qué importa? La pasta es la pasta.

2 comentarios:

  1. Hola Diego:

    Si se dejaran de mandangas y no cobraran por poner el Windows 7 en máquinas con Vista y XP, la cosa iría de madre. Pero ¿stos señores de Microsoft? ¡Ni soñado!

    Espero que lo piensen mucho antes de meter la pata, porque sino, lo tendrán crudo.

    Slds...

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Vista uso Kubuntu desde hace 2 años, y estoy muy contento.
    Para las cosas "inebitables" uso XP virtualizado, pero sólo son un par de programas.
    Tenemos mucho que agradecerle a Windows Vista. A mí me ha abierto los ojos con linux, ME HA DADO LA VISTA !!!

    ResponderEliminar