7 de julio de 2012

Steve Ballmer y el futuro de su pequeño imperio

Cuando Microsoft dijo que se jugaba el futuro de la compañía a la carta de Internet, mucho creíamos que eran sinceros. Cuando empezó a enfrentarse a Google en serio, mucho creíamos que era verdaderamente en serio, y que aunque Google llevaba las de ganar, veríamos una pelea encarnizada. Veía como inevitable la aparición de algún servicio web revolucionario de mano de Redmond, algo que les metiera en la competición. La realidad en estos últimos años ha sido que no sólo no han cumplido mis expectativas, sino que han logrado perder las fortalezas que tenían anteriormente. Las excepciones están contadas.

Habría que empezar señalando que Microsoft era la compañía mejor situada para ser dueña y señora de Internet. Hubo un tiempo en el que Messenger era (con el perdón de AIM) poderoso; una de las preguntas inevitables que hacía todo nuevo usuarios de Linux era dónde encontrar algo comparable al Messenger. En cuando a correo web, Hotmail tenía una posición muy sólida. Ambos atributos eran útiles para intentar competir con Facebook, Twitter u otros servicios, de haberlo intentado en serio; algo que no hicieron.

El cliente de Messenger fue dejado de lado y ha acabado perdiendo su base de usuarios y convirtiéndose en un chiste. A pesar de estar gastándose cientos de millones en su "estrategia online", pensaron que Messenger debía dar dinero y en lugar de mejorarlo se centraron en meterle publicidad por todos los rincones, para luego intentar convertirlo, ya tarde, en un engendro de pseudo red social. A día de hoy sigue existiendo esa pseudo red en el cliente (horroroso) y en live.com, tan pobre que debería producir sonrojo. Respecto a Hotmail, parece ser que Gmail ya le ha pasado en número de usuarios, lo cual no es sorprendente. Soapbox, un competidor de Youtube, acabó siendo cerrando. Microsoft Spaces, su servicio de blogging, fue cerrado y se dio a los usuarios opción de migrar a wordpress. Respecto a la versión web de Office que hay en Skydrive, no tiene frente a Google Docs que tiene Office en el escritorio contra el resto de suites ofimáticas. ¿Este es el panorama de una compañía que quiere ser fuerte en la web? Y mejor no recordar ese asuntillo llamado Silverlight...

Bing merece mención especial. Durante un tiempo hizo mucho ruido, y las noticias contaban la mucha cuota de uso que estaba ganando en Estados Unidos. Incluso hoy en día siguen viéndose noticias sobre esas subidas. Sin embargo, ¿en qué se queda el balance de tres años de vida de Bing? Cuando se anunció, Google tenía un 64% de cuota de mercado global. Hoy, tiene un 65%. Ha parado el ascenso de Google, que hasta podría parecer meritorio si no fuese porque Bing es el motor de búsqueda por defecto del navegador web por defecto del sistema operativo utilizado por defecto en prácticamente todos los PCs del mundo. Mucho bombo y pandereta, pero mientras que en este tiempo Google ha añadido "universal search" y "instant search", bing no ha cambiado sustancialmente. Y ahora que Chrome es o está cerca de convertirse en el navegador más usado del mundo, y los productos Apple podría venderse más que los PCs windows, las ventajas de ser el buscador-por-defecto se debilitan.

A pesar de que su trayectoria no ha sido precisamente una estela de éxitos,, la división interna que se ocupa de todo esto, "online services" (que clasifiquen lo "online" como un ente aparte dice más de lo que parece), ha devorado capital a espuertas. Concretamente, en sus últimos resultados trimestrales, perdió 479$ millones. Si tenemos en cuenta que los ingresos fueron de 707$ millones, nos salen unos gastos de entre 12 y 13 millones al día, es decir, aproximadamente medio millón a la hora. ¿En qué demonios gastan todo ese dinero? Sin duda, no en proyectos web. Probablemente se haya gastado casi todo en montar Azure, su "nube".

No todo les va mal, claro. Mientras que su posición web es pobre y el imperio Windows es atacado por iOS y Android, sus divisiones "Server and Tools" y "Bussiness" son cada vez más exitosas y se han convertido, de hecho, en las más importantes y las que más dinero generan. Es previsible que, poco a poco, Microsoft se convierta en una empresa dedicada a dar servicios empresariales y gubernamentales. De la web, mejor olvidarse. Ni Windows 8 ni la tableta Surface ni el enésimo envoltorio puesto a .NET harán desaparecer a Google y a Facebook.

9 comentarios:

  1. Lo que a mi realmente me preocupa es el asunto del secure boot. si convencen a los fabricantes que lo tengan activo por defecto y muy probablemente bloqueado con un password obligandote a llamar para que te den el password solo para poder cambiar de SO, la verdad que se ve muy feo el futuro para otros so de escritorio

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:05 p. m.

    Como siempre muy interesante tu opinión ( si, soy un pelota, lo se), pero ¿no das ninguna opción a los dos nuevos windows 8 que vienen? Estan siguiendo la dirección que dijiste hace mucho en otro artículo, y teniendo en cuenta el empuje que todavía tiene Windows en sistemas de escritorio y que su empuje podría arrastrar a windows 8 mobile y ser el tercer sistema operativo en discordia. Si consiguen que un dispositivo sea la extensión del otro ( todavía no se cual de cual ), esto podría ayudarles a posicionarse mucho mejor en el sector movil y por ese camino conseguir una posición solida en los servicios de internet movil que creo que econmicamente van a ser mucho más rentables que los servicios que tenemos hasta ahora en el ordenador de sobremesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé cuanto éxito tendrá Windows 8 (aunque al menos en el escritorio corre un riesgo importante de ser increíblemente impopular). Lo que si creo que está claro es que Microsoft está jugando a "catch-up" muy tardíamente, mientras que Apple y Android están pensando en el paso siguiente.

      Eliminar
  3. Anónimo10:05 p. m.

    muy interesante el artículo, aunque le veo dos "peros": 1.- Win8 seguirá siendo, mas que nunca el so de escritorio y 2.- Microsoft gana 400 millones de euros al año con Android (no parece que le vaya mal en el sector del móvil)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:44 a. m.

      Win8... si no acaba como vista, y en año y medio aparece WinX

      Eliminar
  4. > Habría que empezar señalando que Microsoft era
    > la compañía mejor situada para ser
    > dueña y señora de Internet.
    Notemos que al cuando lanzaron Windows 95, Microsoft no quería que los usuarios se conectasen a Internet. Quería que se conectaran a la MSN. La MSN era una red de Microsoft, bajo su control y que existía aparte de Internet. Cada usuario de Windows 95 tenía una carpeta "c:\archivos de programa\msn" para conectarse allí, pagando cada mes, claro.

    http://www.emol.com/noticias/tecnologia/2001/10/15/68610/microsoft-renovo-su-programa-msn-internet-para-competir-con-aol.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podíamos comentar también que, después de fracasar el intento original de que la gente no se conectara a Internet sino a la MSN, Microsoft fue llamando "MSN" a varios servicios on-line, dentro de Internet ya. Aun así, dentro de "c:\archivos de programa\msn" estaban los programas para que los usuarios de Windows 95 se conectaran a la red de Microsoft, pagando cada mes, de una forma parecida a como pagaban muchos a AOL. Luego, fracasado el intento de que la gente no usara Internet, ofrecieron el acceso a Internet a través de la MSN a sus pocos usuarios, etc.

      https://en.wikipedia.org/wiki/Msn#MSN_Classic

      Eliminar
  5. Anónimo9:08 p. m.

    Correcto , MS sigue pasos a IBM ya q el horizonte empresarial da mejores margenes de beneficio por unidad invertida. MS no hace producto muy buenos y copia bastante y los usuarios se quejan. Pero el tema de beneficios y valor economico añadido a la accion lo llevan de lujo. Y al fin y al cabo eso es lo unico q le intersa a todas las empresas.
    ENHORABUENA diego por el articulo creo q eres el q mejor explica en version castellana las mejoras de las nuevas release del core de linux. Gracias por tus articulos

    ResponderEliminar
  6. > Lo que a mi realmente me preocupa es el asunto del secure boot.
    A mí también. Eso de que tengan las empresas que pagar a Microsoft para que se pueda utilizar su sistema operativo en los ordenadores "secured"... huele muy mal.

    Un usuario debería de poder manejar como le hiciese falta... la máquina que ha comprado (!). ¿Cómo va a acabar esto?

    ResponderEliminar