8 de marzo de 2014

¿Qué pasó en Windows 8?

Pocas veces en mi vida me he sentido tan desorientado e inútil frente a un ordenador como cuando probé por primera vez una versión previa de Windows 8. No fui el único, durante todo el tiempo que se tardó en desarrollar la versión final las quejas sobre la nueva interfaz metro fueron continuas, con especial énfasis en la imposibilidad de configurar el escritorio tradicional como escritorio por defecto y poder volver a usar el menú de inicio.

A pesar de ello, la reacción de Microsoft fue la de justificar con datos y estadísticas -todos ellos muy razonables sobre el papel- por qué las decisiones que habían tomado eran las mejores. En lugar de intentar comprender que había muchas quejas, y que si las había debía ser por algo, parecían esforzarse en intentar demostrar que las críticas eran irrelevantes. Ni tan siquiera añadieron algún tipo de guía o ayuda que explicase Metro a los nuevos usuarios, a pesar de que es algo que se reclamó constantemente. Naturalmente, pensaron que una interfaz bien diseñada era intuitiva por si misma y no necesitaba de esas cosas, y Metro sin duda era buena: afirmaron que la gente se adaptaría a Windows 8 en dos semanas. Y llegó el día, y Windows 8 vio la luz, y ya sabe todo el mundo como fue el recibimiento. Ni dos semanas, ni dos meses.

Como consecuencia, en la actualización 8.1 tuvieron que enmendarse y permitir la configuración de varios aspectos: el escritorio tradicional puede ser el escritorio por defecto, los charms son opcionales, se reincorpora el icono del menú de inicio (aunque no el menú), ciertas ayudas para guiar a los nuevos usuarios. En la próxima "Spring update", se arrancará por defecto en el escritorio tradicional en equipos no táctiles, además de otros cambios sustanciales en la interfaz, como permitir usar la barra de tareas dentro de Metro, o añadir iconos en la pantalla de inicio de metro para apagar o buscar. Ya no se espera que la gente se adapte, y no sólo se asume que hay gente que no se adaptará, sino que se construyen alternativas mixtas que rompen con la visión original. Sorprende como se justifica estas marchas atrás (negrita mía):
"Some of those touch affordances weren’t really tuned as well as we could do for those mouse and keyboard users. We found people weren’t aware of where they should look in the UI. Those are the things we’ve really started to improve for this update coming this spring"
El equipo de usabilidad de Microsoft debe ser, por necesidad, de los mejores del mundo, y es una locura sugerir que no son profesionales. Cabría preguntarse, por tanto, cómo es posible que ese equipo no viese con antelación en las pruebas lo que para casi todo el mundo era una obviedad, y que sólo ahora se hayan percatado de que "people aren’t aware of where they should look in the UI". Parte de ello se debe, sin duda, a cierto talibanismo en el que los mejores expertos pueden caer: "mi solución es la mejor y sin duda a la gente le encantará".

Una respuesta incompleta podemos encontrarla en este famoso post de un diseñador de Microsoft en reddit, donde nos revela la concepción que hay detrás de la nueva interfaz: Metro es una interfaz diseñada para los usuarios menos expertos en mente, mientras que el escritorio tradicional se reserva para los "power users". Metro es para consumidores de contenido, el escritorio para los creadores de contenido. Hay varios hechos que ponen contra las cuerdas esta concepción: la evidencia de que Metro ha sido diseñada no directamente para una clase de usuarios sino para una clase de hardware (táctil), la realidad de que muchos "consumidores de contenido" no se sienten a gusto en Metro (esta contestación al post anterior, citando casos de usuarios que tienen más problemas con Windows 8 que con 7, es un ejemplo claro), el hecho de que se mantengan dos interfaces para una misma clase de usuario en un mismo equipo...

Aun a riesgo de ser atrevido, sospecho que tras esas explicaciones se esconde el deseo de Microsoft de racionalizar y crear teorías para justificarse ante si mismos su falta de adaptación a las nuevas tecnologías. La realidad es que Metro no es una interfaz creada por expertos de usabilidad dedicados tranquilamente a ello aislados del mundo: es una creación apresurada de una compañía que se enfrentaba al terror de estarse volviendo irrelevante. La explicación más probable de los problemas de Windows 8 es que las prisas por tener algo tangible les ha llevado a pasar por alto demasiadas cosas. Como consecuencia se ven ahora obligados a centrar las siguientes actualizaciones en corregir lo que no hicieron bien en un principio, con la esperanza de paliar el rechazo existente, que les ha llevado en la misma dirección que pretendían evitar.

10 comentarios:

  1. Cómo siempre sigo tus entradas me parecen de lo mejor.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. La gracia del asunto es que mientras eliminaban el menú de inicio, cambiaban las opciones de la red y "casualizaban" la interfaz, por otra parte mejoran el administrador de tarear o el diálogo de copia de archivos para introducir opciones avanzadas... que me lo expliquen.

    Eso sí, W8 + Startisback es un gustazo, y va más ligero que W7

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:40 p. m.

    Sólo diré:

    http://inessential.com/2014/03/08/tims_new_mac

    XD

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:42 a. m.

    Cómo es que la gente aun no ha pillado que la interfaz Metro es en realidad lo que antes era el menú de inicio (hasta se puede arrancar con la misma tecla - la tecla Windows abre automaticamente la pantalla metro o vuelve al escritorio - igual que pasaba con el menu de inicio!!!!). Efectivamente, Microsoft podría haber hecho más énfasis en "NO os hemos quitado el menu de inicio, lo hemos reemplazado por uno muy grande a pantalla completa - aka el entorno Metro" pero todo lo demas os funciona igual, y con mejor rendimiento y uso de los recursos. Me sorprende la estrechez de miras del usuario lambda, que se empecina en "ya pero es que Metro..." Vale, has descubierto ya como acceder al escritorio? Muy bien, pues deja de llorar y usalo!
    Ya está bien de tanto llorar por Metro.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1:48 p. m.

    Lo peor es que con Windows 8.1 "casi" te obligan a tener cuenta en Microsoft. Lo ponen realmente difícil para poder iniciar sesión con cuenta local.

    ResponderEliminar
  6. tengo windows 7 me costo muchisimo manejarla y todavia me cuesta ....

    ResponderEliminar
  7. Anónimo3:04 p. m.

    Siempre he pensado que el aspecto final de Windows8 no fue decidido por el equipo de usabilidad, sino por el equipo financiero. Es *obvio* para cualquier usuario que la interfaz metro, de la manera que vino, era una imposición ilógica.

    Pero desde el punto de vista económico:
    - si la gente se acostumbra a usar METRO en el escritoro - donde podemos obligarles, dada nuestra situación de cuasi-monopolio - nos comprarán tabletas y moviles con Window8 que usan la misma interfaz ('es que tenemos una mierda % del mercado, y android y ios están fuertes')
    - como obligamos a la gente a entrar en METRO, la gente usará por bemoles las aplicaciones METRO, que solamente se pueden instalar por la WindowsAppStore.. donde (oh sorpresa!) nos llevamos un 30% del precio.

    Creo que les ha salido el tiro por la culata, la gente odia Windows8 como Vista; estan ayudando mucho a ChromeOS; y hay gente ganando dinero con aplicaciones de menú de inicio.... me sorprende que sigan en sus trece.

    Y eso que con http://www.classicshell.net/ se consigue un escritorio ligero y con novedades interesantes, que llega a gustar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo5:06 p. m.

      mira para tu informacion si te estan poniendo una nueva interfaz y tal lo que haceis es desgraciar windows 8 y hacerlo igual de lento que windows 7 con la mierda barrita acostumbraros bien que va genial yo era usuario de windows 7 y no echo de menos nada ,aparte windows 8 ocupa menos en el kernel por lo tanto menos memoria y es mas fluido.....

      Eliminar
  8. Anónimo5:03 p. m.

    haber windows 8 no es dificil ni es una mierda,vale que siga como siempre pero con dos cosas nuevas,metro y la barra de la derecha y bueno a la parte izquierda inferior con el click derecho del raton se abre otra interfaz ,windows 8 es mas accesible que windows 7 ademas de ser mas moderno y mas vistoso,con solo sabes tres cosas de windows 8 ya se sabra usar no entiendo como la gente no sabe utilizarlo con lo sencillo que es incluso cuando instalas windows 8 te sale una vista previa de como usarlo ...un saludo

    ResponderEliminar
  9. Anónimo9:03 a. m.

    Concuerdo totalmente con vos, windows 8 para mi fue una decepcion y en dado caso que soy un "Power User" como vos decis lo consegui gratis y no dure ni dos dias en quitarlo me parecia que descargar programas no eran de utilidad y me dio tanta pereza y me daba dolor de cabeza de solo ver el metro, Definitivamente Windows XP y Windows 7 se quedaran conmigo.

    ResponderEliminar