10 de agosto de 2009

Pues no, los periódicos digitales de pago no son "el pasado"

Resulta incluso tierno encontrar aun gente que ataque con tanta vehemencia a quienes afirman que el futuro del periodismo no es la gratuidad digital, y les reprochen, cómo no, de no conocer Internet y de no querer despegarse del vetusto papel. Estas personas no creen que nada en Internet pueda ser de pago, que todo ha de ser gratuito y financiarse por otros medios, como publicidad. O estoy muy equivocado, o estas personas se han perdido ya medio telediario de esa Internet que tanto dicen conocer.

La cruda realidad es que muchos de los diarios digitales que pululan por los procelosos mares de Internet no solo no generan beneficios, sino que tienen pérdidas. Su financiación ha corrido a cargo de los "anticuados" periódicos de papel. Oh, the irony. Dicho de otra forma: No es que los propietarios de los medios de comunicación odien la red y quieran "acusarla de todos sus males". Si siguen atados al papel no es por atavismo, es porque es del papel de dónde sacan el dinero que paga sus facturas. Sin embargo, ese papel que paga las nóminas de los periodistas encargados de escribir las noticias de los diarios digitales es tachado de "obsoleto".

Y en realidad, eso de que los medios están atados al papel es un cuento chino. Todos los periódicos relevantes tienen páginas web desde hace años, y no son precisamente malas. Los medios de comunicación son uno de los sectores que con más rapidez, ganas y éxito adoptaron la nueva realidad de la red. Acusarles de no saber adaptarse a los nuevos tiempos, como si fueran discográficas, no tienen ningún sentido. Que muchas empresas de comunicación estén quebrando o tengan serias dificultades económicas a pesar de tener una magnífica presencia en Internet debería hacer reflexionar a más de uno. Pero en vez de eso, se limitan a sacar argumentos de la chistera como "no saben implementar modelos publicitarios eficientes". Ellos, sentados en su casa, con su blog y su adsense, sin duda pueden dar clases de como gestionar un negocio que necesita tener y mantener corresponsales en Palestina.

Mientras hubo dinero y crédito de por medio y todo iba bien los medios se tiraron de cabeza, unos más pronto, unos más tarde, a Internet. Con el tiempo, no tener presencia en la red se vió en el sector como señal de fracaso; aunque la empresa fuera rentable si no tenía una buena web sus noticias no tenían los minolles de visitas que disfrutaban los competidores. Asi que hasta el último mono terminó apuntándose, y aunque todos tenían muchas dudas sobre la rentabilidad, tenían pocas sobre que el futuro, fuera el que fuese, pasaba por la red, asi que se concluyó que había que puesto que era absurdo apartarse de la senda del Progreso, había que echarse la mochila a la espalda y andar hasta llegar a algún destino, aunque no se supiera cual era. Esperar a que alguien descubriera el mejor modo de sacar dinero de Internet, y acto seguido copiarle. Los internautas, por supuesto, optamos por los medios gratuitos, y los de pago fueron crucificados hasta que dejaron de serlo. Pero no se encontró la solución del dinero, y una vez gastada la plata, toca retirada.

A nuestro cruzado contra el papel le gusta pensar que los magnates de los medios son idiotas, viejos que no entienden Internet. Pero en realidad estos señores entienden de negocios, internet mediante o no, bastante más que cualquier bloguero de tres al cuarto, incluido un servidor. La economía no consiste tan solo en satisfacer las necesidades del usuario, es decir, en crear medios digitales gratuitos solo porque lo piden todos los internautas. Los internautas quieren, por supuesto, que todo sea gratis, pero eso ya se presupone. Sin embargo, si mantener un periódico, digital o no, requiere más dinero del que la publicidad es capaz de generar, la empresa se verá obligada, tarde o temprano, a sacar más dinero de algún lado. Y si la única solución que le queda es cobrar por acceso a parte de su información, lo hará -estará obligado a hacerlo, si no quiere quebrar-, y el consumidor tendrá que fastidiarse y limitarse a establecer un precio. Que no es tanta tragedia: ¿No hemos pagado durante siglos por los periódicos de papel? ¿Exactamente dónde está la catástrofe en hacer lo mismo en Internet? ¿A qué viene ese fundamentalismo de la gratuidad?

Es dificil concretar como acabará el mundo periodístico, pues depende totalmente de lo que la sociedad esté dispuesta a pagar por informarse, y nadie puede predecir las futuras decisiones colectivas de la sociedad. ¿Quien podía haber predecido en su día que el ser humano sería capaz de pasarse el día viendo televisión financiada con intervalos publicitarios de 10 minutos? Nadie soportará eso, hubiera opinado yo. Y sin embargo, ahí está. Nadie quiere pagar por la música ni por las películas en Internet, se vaticinó, y parecía la verdad más clara de entre todas las relacionadas con la red, y sin embargo ahí está iTunes, y gente comprando, en pleno siglo XXI y en medio de la revolución de las "nubes", minolles de apps para el iPhone. ¿Serán los medios verdaderamente gratuitos, y se financiarán mediante un modelo publicitario que aporte más beneficios, a base de, por ejemplo, invadirlo todo con anuncios, como hacen en la televisión? ¿O se volverá a los medios de pago?

La decisión final, repito, depende de lo que la gente esté dispuesta a aceptar y lo que las empresas estén dispuestas a -y puedan- ofrecer, y el resultado final está por ver. En cualquier caso, tachar las propuestas de pago como algo "del pasado" es absurdo, especialmente teniendo en cuenta el estado del sector y que sus principales jugadores están hablando de ir en esa dirección. Eso si, algunas cosas están claras. En primer lugar, el modelo ganador será aquel que sea capaz de sacar la mayor cantidad de dinero posible, si un periódico online de pago es capaz de tener más ingresos que uno gratuito que se financia con publicidad, el gratuito acabará cambiando de modelo para sacar más pasta. En segundo lugar, por regla bastante general la gente siempre preferirá conseguir información de periodistas o blogueros a generarla él mismo, del mismo modo que la gente prefiere comprar ropa y no coserla él mismo, no sé de dónde ha salido esa absurda superstición de que en pleno siglo XXI, y exceptuando a cuatro gatos, a la gente le va a dar por gastar su tiempo libre en esas cosas.

8 comentarios:

  1. Yo, y es solo mi opinión, creo que el problema no es que los periódicos se vayan a volver de pago, sino que sigue siendo prácticamente el mismo producto que nos ofrecen en papel, sin ninguna novedad que le agregue un nuevo valor. A lo mejor es que los nuevos consumidores quieren pedir algo nuevo por lo que si que pagarían y no solamente lo que es gratis.
    Y el negocio de la televisión funciona porque realmente no saben el público que realmente ven los anuncios, sino ninguna marca se anunciaría, porque todos cuando hay anuncios cambiamos de canal. Y ojalá fuesen intervalos publicitarios de 10 minutos. Quizás entonces si que los aguantaría la gente.
    Pero lo dicho, no creo que el problema sea un modelo de negocio para los periódicos u otro, sino que esta gente empieza a no querer tener periódicos, sino algo distinto.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:18 a. m.

    Yo estaria dispuesto a pagar por unas noticias imparciales e interesantes, adaptadas a mis preferencias, por ejemplo una critica real de cine, videojuegos o musica, y no el ultimo pelotazo publicitario.

    Que pudiese leerlas y/o verlas en cualquier soporte porque usan tecnologias estandard, con un potente buscador a modo de hemeroteca de noticias pasadas, en las que se pudiese participar pero no hubiese lugar para trolls, en la que los periodistas se empecializaran integramente en un tema y no soltasen los mismos topicazos de siempre.

    Creo que tendre que esperar al 2021

    ResponderEliminar
  3. Tú mismo lo dices, otros han encontrado la forma de hacer negocio, de hacer pagar a la gente dándole a esta lo que quiere o necesita. Es evidente que los periódicos de pago en versión digital no lo consiguieron. ¿Por qué? Porque no daban a la gente lo que la gente quería. Porque la gente no se sienta delante de su PC hora y media a leer tranquilamente el diario mientras se come unas olivas, por ejemplo. La prensa debería plantearse cómo hacer llegar su producto a la gente de la forma que la gente quiere y que incluso estaría dispuesta a pagar. Yo creo que el papel digital podría significar el renacer de la prensa de pago en linea. Siempre que se haga bien, claro.

    Claro que todo lo queremos gratis. No es nada nuevo que desde que la informática se introdujo en los hogares allá por los 80 las copias ilegales de todo tipo de software empezaron a abundar. Y es que la información es intangible. La música en sí misma está limitada en el tiempo y el espacio. Sin soporte físico no hay nada por lo que pagar. Menos si el precio ronda los veintitantos euracos.

    La prensa podrá y deberá modificar su esquema de negocio. Podrá aprovechar la tinta y el papel digital, los e-books o lo que sea. Pero deberá hacerlo bien. Deberá poner un precio ajustado dado que sus gastos de producción serán muchos más bajos.

    Mi sincera opinión es que, adolescentes a parte (no por ser adolescentes sino por no disponer de dinero), todos tenemos un precio que consideramos adecuado pagar. 1€ por aplicación en la AppStore o por canción en iTunes. Pero no 20 o 30 euros por un album o una película. Y si un periódico en papel cuesta 1€, el digital debería costar bastante menos. Y la suscripción mensual debería ser lo suficientemente ventajosa para el comprador.

    Todo es cuestión de ofrecer lo que la gente necesita al precio adecuado. En este sentido estoy bastante de acuerdo con esos bloggers a los que criticas y no comparto tu opinión de que los medios de comunicación hayan sido pioneros en adaptarse al nuevo paradigma. Más bien al contrario. Los que llevamos en esto desde casi el principio, cuando ni si quiera existían ISP en España, hemos visto, sufrido y vivido durísimas campañas de los medios de comunicación tradicionales contra internet.

    Más allá de todo esto cabe destacar que, cada vez más, esa prensa que defiendes está concentrada en manos más poderosas. La independencia brilla por su ausencia. La calidad de los artículos es, en genral, pésima. Solo necesitas saber de algo para tirarte de los pelos cuando aparece un artículo sobre ese "algo" en uno de esos medios. ¿Qué no pasará con todo lo demás? ¿Qué rollos patateros nos estarán soltando sobre los temas en los que uno no anda muy versado?

    Y sí, ya sé que es otro tema, pero todo influye. El desprestigio de la prensa y el periodismo en general se hacerca peligrosamente al de los políticos y economistas. ¿Quien va a estar dispuesto a pagar por algo así?

    ResponderEliminar
  4. En este tema estoy de acuerdo con el anterior comentario de underme, la calidad de la información que la prensa tradicional nos ofrecen es pesima y no es que sean malos periodistas en general y no sepan hacerla sino que la información la manipulan segun su linea editorial, la manipulan tanto que es infumable. Como bien dice underme esto salta a la vista cuando conoces muy bien los detalles de una noticia o sabes mucho sobre el tema del que trata, entonces de das cuenta que la noticia no dice mas que tonterias manipuladas y siempre termina haciendote la pregunta ¿Si sobre lo que conozco no dicen mas que tonterias cuantas tonterias más diran sobre lo que no se?
    Yo no pagaría por leer tonterias.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo12:31 a. m.

    Desde luego, Internet será lo que decida la gente.
    Y ya te digo yo que la gente no va a pagar por contenidos que son perfectamente accesibles gratuitamente.
    El problema es que en Internet rivalizan grandes mastodontes de la comunicación con bloggers independientes, que pueden dar información muy similar.
    Seamos realistas, la mayoría de la información publicada en diarios proviene de notas de prensa enviadas por email y de refritos varios. Nada que los bloggers independientes no puedan asimilar. Contenidos muy similares en un gran porcentaje, mientras que los grandes medios compiten con las manos atadas a la lógica empresarial. (Y más atadas aún como se empiece con la diferenciación gratis/de pago).

    Por suepuesto que para cierto tipo de información no es suficiente con los 'reporteros' altrusitas que cuelgan sus contenidos en Youtube o Twiter y hacen falta corresponsales. Pero que se quiten las empresas de la cabeza que los usuarios de Internet van a pagar un céntimo más del que ya pagan con sus impuestos.
    Ya pagamos, y no poco, a los medios públicos RTVE y autonómicos para que hagan esa tarea. Esa información, que no es rentable, es y tendrá que ser un servicio público.

    La gente está ya cansada de tanto maniqueismo bipartidista y de que la tomen por imbécil. De que la información y el interés general giren en torno a una lógica mercantilista, y estén subordinados a deudas y chanchullos inconfesables. Actualmente no hay un medio empresarial en el que se haga periodismo serio, independiente del poder, y que haga las preguntas que tiene que hacer.

    Es lo que hay. Bienvenidos al presente.

    ResponderEliminar
  6. Desde luego opino como el anónimo: la información es un servicio público. En la web de rtve hay un gran y buen trabajo al respecto.

    Pagar por algo que puedo encontrar gratis? pues no, obviamente, porque no puedo y porque no quiero. Tengo demasiados gastos ya en mi vida.

    Y cuando he podido pagar, en alguna prensa especializada me obligaban a leer las revistas con zinio , sin soporte para mi sistema operativo, sin poder llevarle la revista al portátil, y por casi el mismo precio que la edición impresa. Es más fácil buscarse los rips en pdf que hace la gente o diréctamente buscar la información en blogs de la mano de los propios autores.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:12 p. m.

    La prensa de pago es del pasado y cualquier nuevo intento de hacerlo no tendrá mas futuro que el fracaso.
    A mi lo que me parece absurdo son las cosas que se dicen en el artículo. La comparación de la ropa está mal hecha, eso sería si uno tuviera que ir a donde está la noticia para enterarse, pero en realidad uno sólo tiene que navegar por internet para enterarse, y todo gratis.

    ResponderEliminar
  8. Yo creo que dentro de muy poco vamos a tener que pagar por los contenidos que leemos en Internet y que todos los periódicos, o la mayoría, serán de pago. Aquí está una noticia que he escrito sobre el tema:

    http://www.elimparcial.es/tecnologia/periodicos-de-pago-ya-48228.html

    ResponderEliminar