8 de diciembre de 2005

El tamaño no importa

La revista francesa "Jalouse" ("celosa" en castellano) destinada al público femenino ha sido noticia ayer por incluir como parte del último número del año un consolador para sus lectoras. "Good vibrations 2006" era el título de esta edición. Se han publicado 50.000 ejemplares con este artefacto y oh, sorpresa sorpresa, se han acabado en un santiamén. En otra ocasión pusieron la foto de un tipo en pelotas con las partes tapadas con un círculo que había que rascar en plan "rasca para ver lo que hay debajo"

Y esto ha generado bastante polémica, pero a la mayoría de las personas parece parecerles bien la idea: hay que quitar tabues al sexo, vivimos en un pais moderno (sobre todo nuestros vecinos comparados con nosotros, que nos llevan siglos de ventaja en mas de una cosa, incluida la integración de inmigrantes y eso a pesar de las recientes quemas de coches, y si no esperen un par de décadas a ver la que se monta aquí) y que demonios, por qué no alegrar la cara a las mujeres de este pais. A base de cilindros a pilas que siempre son tamaño XXL (el tamaño no importa, y todo eso)


Y ahora imagínense ustedes por un momento que es una revista masculina la que tiene la iniciativa. Que la FHM o quien fuera regalara una vagina en lata, o una muñeca hinchable, o algo asi. Y en este pais. Las asociaciones feministas presentando demandas al juzgado contra FHM por tratar al sexo femenino como objeto. La Iglesia poniendo el grito en el cielo por que utilizar los órganos sexuales en algo que no sea un matrimonio y para algo que no sea la fecundación hace llorar al niñito Jesús. Las columnistas de las revistas femeninas análogas a la Jalouse haciendo chistes y análisis del evento: Si es que estos hombres. Que simples son, que fácil se dejan llevar por arrebatos primitivos, mira que nosotras no estamos tan salidas. Solo piensan en sexo. Los muy cerdos.

PD: Espero que las féminas que lean esto comprendan que lo escribo con mala leche y que lo "sexualmente correcto" hoy me importa una mierda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada