28 de abril de 2006

Viernes: final del juicio Microsoft vs Unión Europea

Como me alegra ver a esa empresa monopolísta a punto de morder el polvo. El suceso al que me refiero es el juicio que se está produciendo - los medios prosoftware libre no están dando demasiada cobertura del evento a pesar de que el juicio depende la credibilidad de la Unión Europea a la hora de manejar a Microsoft.

Hoy jueves es el cuarto día del juicio. Gracias a The register que está haciendo una cobertura realmente excepcional del evento con un reportero dedicado al evento: Un sitio web como dios manda, incluso cuando deliberadamente entran a saco y pisan el terreno del amarillismo a criticar a quien sea cuando hace falta: A los que están a favor de que se abra el DRM del ipod, a los que están en contra, a los Microsofties que no reconocen al valor del software libre, a los geeks que no reconocen al valor de windows, a los pro-apple, a los anti-apple, a Gates, a Torvalds. Manipulación periodística pero por los dos lados del espejo, como deberían ser todos los medios de comunicación (mi preferencia personal). Atención al desarrollo de los acontecimientos:

Introducción. Juicio entre Microsoft y la Unión, etc. Lunes y martes se dedican a hablar del Windows Media Player; miércoles y jueves, asuntos de interoperabilidad. Viernes, resumen y conclusión. Del resultado depende de que a Microsoft se le impongan multas históricas, dos millones de dolares por cada día que Microsoft no cumpla con lo que diga la corte.

Día uno por la mañana. Microsoft intenta demostrar como la idea de forzarles a vender un Windows sin media player fue estúpida, y en parte lo "demuestra": 1787 copias de esa versión vendidas a las tiendas desde Marzo de 2004, Dios sabe cuantas se habrán vendido realmente. Desde ese punto de vista, Microsoft se lleva el gato al agua.

Día uno por la tarde. Turno de la Unión. El tipo de la comisión europea muestra un windows XP sin media player viendo un video de Harry Potter con RealPlayer: Microsoft había dicho por la mañana que el quitar el media player hacía que aplicaciones como RealPlayer dejaran de funcionar, y le dan con un canto en los dientes. "Parece funcionar mágicamente", dice con ironía el tipo de la comisión mientras ven al aprendiz de mago en el video. Tambien prueban que el Media Player es una aplicación separada, mostrando como ejemplos a Windows Embedded (producto en el cual se pueden incluir o exculir elementos multimedia a voluntad) y el Windows Media Player para Mac (dificil argumentar ahí que no es un programa separado)

Día dos por la mañana, y por la tarde. Resumen de la guerra del Media Player. Microsoft sigue empeñado - y tiene razón - en que la gente no quiere sistemas operativos que no puedan ver video y que por eso el Media Player está integrado en el XP. Para argumentar lo de que el Media Player está disponible, se saca un concepto innovador: Existe una diferencia, dice el tío, entre lo que se ve y lo que no se ve. Lo que se ve es la aplicación y lo que no se ve es la infraestructura. El que quiera que lea el artículo con las pregutnas del juzgado a las dos partes

Introducción al día tres: Como bien subtitula The Register, 48 hours that will shape the IT. De aquí puede salir que se fuerze a Microsoft o no a publicar más documentación y por lo tanto al fin del imperio Microsoft en cuestión de integración servidores <-> cliente, que es la razón por la que se ve tanto windows server por ahí, y no otra. Es tambien el más dificil para Microsoft - lo del Media Player es cuestionable, lo de que no ofrecen documentación suficiente de sus protocolos es un hecho. Aquí no es solo la comisión la que va contra Microsoft, hay un montón de empresas - Ciso, IBM, Sun, Red Hat - con tantas ganas de dinero como Microsoft o más. Y Microsoft tiene mucho, mucho interés en seguir siendo el único capaz de crear controladores de dominio primarios.

Día tres, mañana. Microsoft dice que han tenido que contratar a programadores retirados para revisar el código y juntar toda la documentación necesaria para discutir los temas de interoperabilidad con impresoras, archivos y servicios de directorio. Empiezan los de MS, diciendo que se puede conseguir intercompatibilidad con un traductor "servicios de directorio activo" <-> "servicios de directorio activo de Novell". Tambien citan a Samba. Está el CEO de Centrify, una empresa que ha creado un producto que permite intercompatibilidad entre Linux y Windows en cuestión de servicios de directorio.

Día tres, tarde. El tipo de la comisión dice que el producto de Centrify no permite actuar de servidor de dominio, y que la documentación que ellos estaban pidiendo no permitiría a los competidores "clonar" a windows, sino interoperar. La excusa de Microsoft de que los protocolos estaban patentados - tararí, las maravillosas patentes utilizadas en la conversación de esta manera sin que nadie se tire de los pelos - no ha sido probada por Microsoft.

Día cuatro, mañana. Uno de los abogados contra Microsoft recuerda a la corte que él representa a la segunda y tercera compañía más grandes del mundo, y a la productora de patentes más grande del mundo (IBM, por si alguien no se había dado cuenta). Y aquí salió Tridgell - nuestro Tridgell, desarrollador de Samba - carcajeándose de lo que decía Microsoft el día anterior: Microsoft decía que Samba ayudaba a conseguir interoperabilidad (ironía, Samba ayudando a Microsoft). Tridgell dice que no, que ni de coña, que ójala esos comentarios de Microsoft fueran verdad para utilizarlos de marketing, que Samba tan solo tenía capacidad para replicar la funcionalidad de NT 4.0, un producto de hace 10 años. Que siempre tenían que andar detrás de Microsoft, haciendo ingeniería inversa, y que el problema es que Microsoft no publica la información.

Día cuatro, tarde, y otro del día cuatro

Como se ve, el asunto es serio. Nosotros no somos imbéciles y sabemos a que juego juega Microsoft. Hace años que Microsoft planeó lo que se discute hoy: Microsoft mantiene cerrados los protocolos cliente <-> servidor. ¿Por qué? Porque el 95% de clientes son máquinas windows. Eso significa que solamente un servidor windows puede interoperar eficientemente con ellas. Eso significa que en el mundo real, solo un Windows server puede hacer realmente de servidor en tareas serias para clientes de escritorio. El resultado de este juicio podría absolver a Microsoft, o condenarlo a documentar esos protocolos, o a pagar multas multimillonarias. Espero que Microsoft no se escape

1 comentario:

  1. Un aplauso bien fuerte para ti por este artículo.

    Lo cierto es que me extrañó ver noticias tecnológicas en los periódicos tradicionales, ¡y muchas de ellas argumentando en contra de Microsoft!

    A ver si se hace justicia de una vez y se rompe el monopolio. De quien sea.

    ResponderEliminar