14 de mayo de 2007

Microsoft dice que GNU/Linux infringe 235 de sus patentes

Pues si. Exactamente 235, han dicho Brad Smith y Horacio Gutierrez a Fortune. No han dado la lista de patentes infringidas, pero si han especificado que el kernel infringe 42, los entornos gráficos 65, Open Office 45, los programas relacionados con email 15, y otras 68 variadas a lo largo de muchos programas.

La primera e inexplicable reacción de muchos defensores del software libre es no creerles y decir que es FUD, y que den la lista completa si tienen valor. Se equivocan: Es muy probable que esas patentes estén siendo infringidas. Y aciertan parcialmente en un factor: Microsoft no tiene huevos para dar la lista.

La principal razón por la que es muy probable que Microsoft tenga razón es que las patentes de software son, como bien sabemos, absurdas; y no es necesario copiar a nadie para infringirlas. En primer lugar son un ataque a la libre competencia empresarial: un método intervencionista de impedir que una compañía lanze mejores productos a un precio más ajustado que los ciudadanos deseen comprar, para beneficiar a otra compañía que tiene un producto peor a un precio mayor. Es decir, es algo que perjudica al bolsillo del ciudadano y en consecuencia a toda la sociedad (siento el rollo neoliberal pero era necesario).

En segundo lugar, y muchísimo más importante, las patentes de software no patentan invenciones concretas, sino ideas abstractas. Para hacerse una idea: Es como si una empresa patentara un método por el cual un panel vertical de madera o metal se sujeta de un lado a una superficie de sujección con unas bisagras y del otro lado se añade un objeto metálico de desplazamiento horizontal destinado a encajar en otra superficie. Así acabamos de patentar la puerta, todos los tipos de puerta, desde las de los coches a las casas. ¿Suena absurdo, verdad? Pues así funcionan las patentes de software, y no exagero ni un pelo. Ejemplo: Una compañía llamada Eolas denunció hace poco tiempo a Microsoft por una patente que decía algo por el estilo: Método por el cual un plugin de un navegador web puede mostrar al usuario una ventana popup. Es decir, denunciaba a Microsoft por permitir que los plugins y ActiveX del IE pudieran mostrar directamente una nueva ventana al usuario mediante un popup. Y Microsoft no pudo ganar el juicio por mucho dinero y abogados que le echó al caso. Y tuvieron que modificar el IE, y romper parte de la compatibilidad binaria, para suministrar una actualización al IE que eliminara la posibilidad de que los plugins del IE mostraran nuevas ventansas. ¿Absurdo verdad? Otro caso: Adobe denunció a Macromedia hace tiempo -antes de que la compraran, claro- por haber implementado una cosa que Adobe tenía patentada: Una paleta con pestañas. No les denunció por ningún algoritmo fastuoso, ni por robarles código no, les denunció por implementar una paleta con pestañas desde la que se podían arrastrar cosas. Y Adobe ganó y sacó 2.8$ millones a Macromedia.

Obviamente, existe una gran diferencia entre como son las patentes y como deberían ser. Existe una gran diferencia entre el ejemplo de antes que patenta todas las puertas, y patentar algo determinado. Yo podría entender que Microsoft patentara un producto concreto: Windows, Office; y como consecuencia de eso que denunciaran a los proyectos que tratan de implementar copias literales de Windows, como quizás Wine en la parte que implementa el toolkit gráfico, o esos gestores de ventanas que tratan de parecerse a Windows. Eso podría entenderlo. Lo que no entiendo ni nadie puede entender es que se patenten métodos para lanzar popups o paletas con pestañas. Por eso mismo digo que las patentes de software son tal disparate a días de hoy que es imposible que el software libre esté libre de pecado. En realidad ahora mismo es imposible escribir un programa que vaya un poco más allá del Hola Mundo sin infringir patentes.

Esto nos lleva a la segunda parte: Microsoft no tiene huevos para enseñar la lista de patentes. Es evidente que ellos saben lo ridículas que son muchas de sus patentes, a pesar de que puedan ganar juicios con ellas. Además, está el tema de las leyes antimonopolio: No creo que Microsoft quiera volver a resucitar ese fantasma atacando a su principal competidor en muchos campos; muchos jueces pensarían que tras esa cortina de las patentes hay acciones monopolistas. Y hay muchas otras razones: Linux es apoyado por un montón de empresas, entre ellas IBM o Sun. Sun está muy involucrada en el tema de las patentes de OpenOffice; aunque creo que la litigación del caso Java incluía un acuerdo Microsoft-Sun para no acusarse por patentes. El caso es que decenas de empresas distribuyen y colaboran en Linux al mismo tiempo que colaboran con Microsoft en otros campos. ¿Está dispuesta Microsoft a denunciar a Intel, que ha contribuido código no solo a drivers sino a la gestión de memoria, y ha vendido productos Linux (recordar aquel ordenador con netscape que vendían en España en asociación con un banco) y está planeando productos conjuntos con Canonical?

En cualquier caso, el mercado que mueve Windows es mucho mayor que el de Linux. Eso implica que el que más tiene que perder aquí es Microsoft: miles de millones de dólares. Si Microsoft recurriera a las patentes como estrategia de confrontación con Linux, lo haría para intentar frenar su crecimiento. De momento no lo hace, y se limita a recordar periódicamente -no es la primera vez- que Linux infringe sus patentes para crear miedo y escepticismo alrededor del software libre. El acuerdo con Novell tiene mucho que ver con todo esto, posicionando a Suse como la única opción legítima para aplicar software libre al mismo tiempo que tacha como sospechosas a todas las demás - importante mantener una opción viable desde el punto de vista de los juicios antimonopolio. Y desde el punto de vista de las empresas: las principales compañías del mundo utilizan Linux en algún lado y Windows en otro, y un ataque severo al ecosistema Linux no agradará a las empresas que lo utilizen ni ayudará a fortalecer vínculos con la compañía que indirectamente les ha dañado. Y si Microsoft se atreve a publicar la lista de patentes infringidas, se verá sometida a un ridículo público por lo absurdo de las patentes de software, y los programadores intentarán saltar muchas de esas patentes. Además, el público interpretaría desesperación en un ataque de patentes, y ayudaría a que la gente concibiera a Linux como una opción viable: "Aunque infrinja patentes, si Microsoft les ataca es porque Linux puede sustituir a Windows, y una vez que se solucione judicialmente el problema será una opción viable". De hecho, en el artículo enlazado al principio de éste, se dice que Microsoft va diciendo que si Linux es bueno, es porque copia ideas de Microsoft. ¿Lo ven? Linux es técnicamente capaz de sustituir a Windows.

4 comentarios:

  1. Francisco Serradilla1:00 p. m.

    Que yo sepa es la primera vez que Mcrosoft dice que Linux es bueno...

    Y, por cierto, ¿no infringe .NET ninguna patente?

    ResponderEliminar
  2. Acabo de descubrir que los reclamos de Microsoft, pueden llegar a caer en un gran y profundo pozo. Según este artículo, la Suprema Corte, podría invalidar las patentes de sentido común.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9:22 p. m.

    Si de patentes se habla, que apple vaya pensando en las demandas contra microsoft porque su windows vista es una copia (mala por cierto) de Mac OS X e el mas obvio ejemplo: widgets-gadgets... que no me digan que no es una copia

    ResponderEliminar
  4. WILLIAM1:58 a. m.

    MICROSOFT SOLO KIERE INTIMIDAR A TODOS LOS KE USAMOS Y MODIFICAMOS LINUX PERO IGUAL SI TIENEN PRUEBAS KE LAS PRESENTEN PERO PARA MI ES COMO CUANDO LA MUJER ME DICE ``ME ESTAS ENGAÑANDO CON OTRA´´ QUE ME LO PRUEBE Y SE VERA SI ES CIERTO O NO ASI ES QUE SI QUIEREN VENDER SU PINCHE WINDOWS CON PROPAGANDA BARATA QUE MEJOR SE INVENTEN OTRO TIPO DE PROPAGANDA POR QUE ESA YA NO LES VA A FUNCIONAR

    ResponderEliminar