21 de julio de 2007

Google se quita el disfraz

....y declara al mundo sus intenciones, dejándonos a muchos patidifusos en el proceso.

Google dice que se gastaría 4.600$ millones en espectro inalámbrico....con una sola condición: Que la Comisión Federal de Comunicaciones Yanqui obligue a quienes compren parte del espectro inalámbrico a alquilar cierta parte de su espectro a terceras compañías que quieran ofrecer conexión a Internet y otros servicios a sus clientes. En otras palabras, es como una ley que obligara a los que poseen más de 5 pisos a alquilar algunos de ellos.

Google dice que eso beneficiará a los clientes, al tener más opciones (cualquier tercera empresa podría alquilar espectro a las demás). Pero no hay que ser muy inteligente para darse cuenta de que lo que Google quiere no es el bien del cliente, o al menos no en primer lugar. Traducido a lenguaje real, lo que Google quiere decir es: "Queremos que las empresas estén obligadas a alquilarnos parte de su espectro sin haberlo comprado nosotros previamente. Y para aparentar que somos buenos chicos y que estamos buscando el bien de terceras personas y no solo el nuestro, ofrecemos gastarnos 3.400 millones, que nos sobran gracias a nuestra sobrada liquidez, en comprar espectro de ese". Que, a su vez, es fácil de traducir a "vamos a ofrecer conexión a internet y servicios a través de redes inalámbricas, y no queremos que las grandes empresas de telecomunicaciones, que tienen más poder que nosotros, nos puedan excluir".

Por cierto, A Verizón no le gusta

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada