4 de septiembre de 2007

Microsoft no tendrá aprobación rápida de OOXML

Ha sido noticia durante todo el día: La ISO ha denegado a Microsoft el aprobado "fast-track" de OOXML. A pesar de los votos comprados, de los intentos de cercar a los competidores, de los intentos de manipulación, Microsoft no ha conseguido lo que necesitaba: 2/3 de votos favorables de miembros "P". Solo han conseguido un 53% (17 a favor, 15 en contra, 9 abstenciones). El voto del otro tipo de votantes "no privilegiados" que tiene la ISO, de 87 votantes, tampoco ha sido favorable por poco solo un 74% del 75% necesario. Tambien necesitaban una oposición de los cuerpos de estándares nacionales menor a un 25%: Un 26% ha votado que no.

A pesar de ello, Microsoft ha publicado un anuncio de prensa megaoptimista, tan optimista que en Microsoft-Watch, una página dedicada a informar de lo que hace Microsoft, le hayan dedicado en la sección "Microsoft FUD Watch" una "Microsoft FUD Watch: OOXML edition", analizando lo ridículo del anuncio: "In all my years working as a journalist, I've never seen any technology company spin information the way Microsoft did today. The press release on OOXML ratification is a blueprint for spinning semantics, and the stringing together of truths and half-truths to seemingly make the outcome of one event something else altogether"..

Lo más curioso es el cambio de mensaje: Si hace unos pocos meses conseguir la aprobación rápida "fast-track" era su principal objetivo, no haberla conseguido se ha convertido de repente en un "paso importante" en la aprobación del estándar. Porque esta votación no significa que se rechaze OOXML. Significa que ha sido rechazado solo en el proceso de aprobación rápida. ¿Que ocurrirá ahora? Pues que Microsoft estará obligado a escuchar las críticas: Aparte del voto, los votantes pueden presentar "comentarios" sobre los defectos que observan, y así lo han hecho varios de los votantes, tanto los que han votado "si" como los que han votado "no". Eso puede permitir que en una votación que acontecerá en la primera parte del 2008, Microsoft gane el apoyo de los paises que votaron no, si les satisfacen corrigiendo a OOXML los problemas notificados en esos comentarios. Esta es sin duda la ruta que personalmente pienso que Microsoft va a tomar; solucionarán un par de problemas graves y, de ese modo, se meterá en el bolsillo los suficientes votos como para pasar la votación. Ya han mostrado su disposición en este aspecto, coherente con su cambio de mensaje: Si se pasaron meses ignorando olímpicamente los numerosos problemas técnicos que algunos señalaban, ahora se sienten felices y contentos de los comentarios de los votantes, y dicen que "Technical Input Will Enhance the Standard. ¡Alegrémonos y regocijémonos, porque los comentarios negativos mejorarán OOXML! Cualquiera diría que no conocían esos problemas de antes.

Este es en mi opinión el mayor peligro: Las 6.000 páginas, la duplicación de una funcionalidad ya regulada con ODF, será ignorada si se corrigen algunos de los problemas. Si no fueran corregidos y Microsoft no lograra la aprobación en la próxima votación, Microsoft tendría que re-mandar de nuevo OOXML a aprobación, lo cual no impediría la aprobación de OOXML pero la retrasaría a fechas demasiado lejanas para el gusto de Microsoft. O quizás se resignen y adopten, como muchos pedimos, el estándar ODF, y se dejen de pamplinadas; pero algo me dice que tan lógico movimiento no es de esperar en Microsof.

1 comentario:

  1. Creo que ahora veremos las verdaderas intenciones de Microsoft. Si son económicas harán cuatro cambios para contentar y lo intenrá de nuevo. Si tiene en mente al mundo informático buscará el consenso global. No esta mal que le paren los pies a una empresa que está acostumbrada a arrollar.

    ResponderEliminar