21 de noviembre de 2013

La burocracia debianera

Como ya sabrán, Debian está planteándose cambiar de sistema de inicio. Las alternativas al sistema vigente son systemd, upstart u openrc; o una combinación de ambos. Como ha ocurrido con prácticamente cualquier cosa relacionada con systemd, se ha generado un gran debate.

Pero lo que más me interesa no es tanto la decisión, que tratándose de Debian puede ser cualquiera -incluyendo el seguir utilizando sysvinit para el resto de la eternidad-, sino cómo este asunto muestra las particularidades de sus procesos de toma de decisiones. Fui usuario de Debian durante cinco años, y alguna vez un comentario me pidió que explicara por qué no me gustaba Debian. Vaya por delante que Debian es una gran distro para lo que está orientado, simplemente no me gusta como distribución de escritorio, cada uno tiene sus gustos.

Cuando usaba Debian, hubo un retraso enorme en la actualización de los paquetes de Xfree86, que se quedaron atascados en la versión 4.2 durante una barbaridad de tiempo y obligó a usuarios normales a recurrir al repositorio experimental para poder tener escritorio gráfico en ordenadores recién comprados, además de incitar a un miembro de la "X Striking Force" a saltarse los protocolos de Debian y colar la versión 4.3 en unstable un año después de su publicación, cansado ya de esperar.

La razón por la que surgió ese atasco fue que Xfree86 no compilaba para todas las arquitecturas que soportaba Debian, y Debian tenía la política de que tenía que compilar para todas las arquitecturas. Era algo absurdo, se penalizaba al 99.9% de los usuarios de Debian, casi todos x86 (excepto algún ppc de Apple, que en aquel entonces estaba de moda) para satisfacer a arquitecturas exóticas como mips o s390. Era un caso claro de dictadura de las minorías y, por tanto, en parte una ruptura del punto 4 del contrato social. Posteriormente creo recordar que cambiaron el modo de gestionar esta clase de situaciones.

Esta anécdota viene a cuento porque me ha sorprendido encontrar de nuevo esta clase de dictadura de minorías presente en el debate sobre el sistema de inicio. Aunque no existe un veto explícito de las versiones de Debian con kernels alternativos (Debian GNU/kFreeBSD y Debian GNU/Hurd fundamentalmente), ha habido gente que ha defendido las necesidades de estos proyectos como vitales para Debian, y el hecho de que haya estado tan presente en la discusión hace evidente que existe cierto secuestro de voluntades.

Y es realmente absurdo: Debian GNU/kFreeBSD siempre va a ser un proyecto experimental y algo estrafalario que sólo van a usar cuatro gatos, y que pueda tener alguna capacidad de influencia en la evolución de Debian no hace más que evidenciar el conservadurismo y desarrollo glacial de Debian (aunque, por otra parte, es lo que requiere su base de usuarios actual).

De hecho, es desconsolador que Debian sea noticia por esta clase de debates, debates que el resto de las distribuciones tuvieron ya hace tiempo. Se puede afirmar incluso que Debian tiene limitada su capacidad para tomar una decisión, porque resto de las distribuciones ya han marcado camino, y la vía de los hechos presiona a Debian para que se conformen con seguir los caminos existentes. No en vano una de las opciones de reemplazo del sistema de inicio es upstart, una de sus distros derivadas.

En general, fue esta burocracia y conservadurismo lo que me hizo dejar de usarla. Hace 7 años que upstart fue incluido en Ubuntu, y dos y medio desde que Fedora empezó a utilizar systemd. Incluso Red Hat Enterprise Linux utiliza upstart en la versión 6, lanzada hace 3 años. Llega un punto en que usar Debian implica ponerse al margen del resto de universo Linux, al menos que uno decida usar testing, un repositorio sin identidad bien definida y que es sometido a una congelación durante un buen montón de meses previos al lanzamiento de una versión...naturalmente, la mayoría de gente prefiere usar Ubuntu.

9 comentarios:

  1. Anónimo1:40 p. m.

    Precisamente hoy estoy decidiendo si un nuevo equipo para un puesto de desarrollo llevará Debian o Kubuntu. Finalmente me he decidido por Kubuntu (entre otras cosas por que Kubuntu está apoyada por Blue Systems, que ha contratado varios desarrolladores de KDE y ya no depende tanto de Canonical, con lo que no habrá problemas con Mir y demás).

    El caso es que aunque uso Debian en mi ordenador personal es cierto que tengo que hacerle ajustes manuales de vez en cuando, y no tengo tanta necesidad de tener paquetes actualizados. Pero para desarrollo web no puedo estar ajustando 10 equipos por que se multiplica el trabajo. Iceweasel/Firefox está en Debian testing en la versión 17 (en estable creo que anda por la 10), mientras que en Kubutu 13.04 está ya en la 25.

    Debian es magnifica para servidores y seguirá siendo mi elección, pero para escritorio no lo veo claro, al menos para escritorio profesional. No puedo arriesgarme a tener los equipos usando Testing y que un día se rompa algo esencial.

    De momento sigo con Kubuntu; necesito un sistema basado en apt y Debian (que es lo que conozco) estable pero con paquetes actualizados y con KDE. Linux Mint suena mucho, pero su versión con KDE parece que no está muy trabajada y no hay sensación de seguridad a largo plazo. Kubuntu, ahora que está apoyada por Blue Systems parece buena opción, aunque siempre he oído que no cuidan nada el KDE (cosa que me extraña, ahora que hay unos cuantos desarrolladores estrella de KDE en Blue Systems, y no he notado ninguna difernecia escandalosa con mi Debian personal). Fedora, SuSe no se basan en apt.

    Si alguien tiene comentarios al respecto bienvenidos serán.

    Ah, y ahora pregunta Diego. ¿Qué sistema crees que se elegirá finalmente? Y ¿cual crees que es el mejor sistema de arranque? Al final el criterio será lo más adecuado para servidores, creo yo. Me suena que systemd era el más indicado, pero no estoy seguro.

    Y por último muchas gracias por este y todos tus artículos anteriores, son un verdadero lujo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Blue Systems, ademas de Kubuntu, también soporta a Mint-KDE y a NetrunnerOS
      Todos estos KDE derivados de Ubuntu han mejorado bastante, aunque siguen sin estar tan pulidos como los KDE de Opensuse, Chakra o Arch...

      Eliminar
    2. AlonsoG8:26 p. m.

      Hola Anonimo, te recomiendo probar NetrunnerOS si se trata de tener un KDE bien cuidado (yo diria que mejor que OpenSUSE y equiparable a Chakra). Ademas de seguro te interesara el que la tienda de aplicaciones para el SO de Mozilla viene integrado con Firefox

      Eliminar
  2. Anónimo7:51 p. m.

    ... y después de GNU/Debian que distro usaste ¿? Yo desde años que uso GNU/Debian ( y he jugado con Kfreebsd y he intentado con Hurd ) y comprendo que a veces este algo desactualizada, pero son los precios que hay pagar tener en usar algo sólido y estable .

    Por lo de systemd, upstart u openrc para ser muy sincero me da lo mismo, tampoco creo que sea algo tan importante . Viendo desde el lado debianita podrían optar por openrc ya que sirve tanto para kernels BSD como Linux . Y por ultimo diré porque uso GNU/Debian y es por su filosofía, porque no está amarrada a ninguna empresa ,porque se empeña en ser siempre GNU ,porque usa APT o APT-Build y no le envidio nada a nadie, porque tiene miles de paquete fácil de instalar . Y lo único que no me gusta de GNU/Debian es que es muy amiga de gtk xD

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:07 a. m.

    Yo llevo 15 años utilizando Debian unstable (o Sid) con KDE y creo que es la mejor opción en el escritorio. Hace tiempo que dejé de esperar que pasara algo irreversible y catastrófico por el hecho de ser inestable: nunca he tenido que hacer una instalación nueva. El hardware se iba dañando o lo iba actualizando pero siempre partía de una copia completa de la partición anterior a poner en un disco nuevo o en el portatil de un familiar. Y luego sólo actualizar y actualizar hasta hoy.

    En servidores no me atrevo, pero vista mi experiencia con Sid en el escritorio, seguramente tampoco habría nada que temer si se está bien informado y se usa el sentido común antes de actualizar cualquier cosa a ciegas.

    ResponderEliminar
  4. Si Debian es buena para servidores y no para escritorio, ¿Por qué se mantiene entre las primeras?...

    Sencillamente porque es muy válida para escritorio. Todo lo demás, son razones, no las niego, pero no confundamos razones con necesidad y versionitis.

    Sigo haciendo las "mismas" (lo esencial) cosas que hace 10 años, prácticamente con la misma facilidad...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo7:58 p. m.

    Me has clavado el pensamiento Diego. Pero hasta el más mínimo detalle.

    Yo fui usuario de debian durante mucho tiempo y he acabado migrando al comecocos. Aquí no se andan con tonterías, y eso hace tiempo pues provocaba alguna que otra situación caótica, pero en los últimos años está funcionando realmente bien para escritorio. Tiene sus problemas, como todas las distros, pero para escritorio es una buena solución.

    ResponderEliminar
  6. Pues yo tenía pensado que para servidores la distro más "natural" era RedHat/CentOS...

    ResponderEliminar
  7. Yo deje Debian porque me molestaba en querer actualizar alguna aplicación y resultaba que los paquetes en Debian estaban desactualizados, y no quedaba otra que irse a inestable, y ya sabran dolores de cabeza :) y con reinstalación.. migre después a Archlinux por su filosofía rolling release y ahora también uso su derivado manjaro y feliz de contento :) estos últimos 4 años.. ..

    ResponderEliminar